cibercrimen.org.ar

16 Ene 2015

Occidente pone a Internet en el punto de mira de su lucha contra el terrorismo yihadista

Francia anuncia medidas «excepcionales» con controles de la red. Cameron plantea en Reino Unido bloquear Whatsapp y tener nuevas competencias para espiar comunicaciones privadas. Obama se pone la ciberseguridad como prioridad

 

Seguir leyendo

MADRID.- Internet vuelve al centro de la diana. Tras los atentados que han sacudido Francia, la respuesta institucional de varios países europeos se ha centrado en la red y en el uso de plataformas que puedan servir de propaganda. Bajo el eufemístico anuncio de plantear medidas «excepcionales», gobiernos como el francés o el de Reino Unido ya han avisado de su intención de darse más competencias para aumentar los controles sobre las comunicaciones privadas de los ciudadanos y de sus actividades online.

Uno de los primeros fue David Cameron. El primer ministro británico, con el pretexto de prevenir el terrorismo, informó de que planea dotar a los servicios secretos y las fuerzas de seguridad de su país de nuevos poderes para espiar y facilitar el acceso a los intercambios de mensajes entre usuarios. Esta medida afectaría a sistemas como las aplicaciones de mensajería instantánea y chatWhatsApp, Telegram, iMessage o FaceTime.

Cameron pretende que los sistemas de comunicación no puedan negar al Gobierno el acceso a su sistema

El líder conservador aseveró que, si gana las elecciones del próximo mayo con mayoría suficiente, promulgará una ley que, entre otras cosas, plantea bloquear todos los sistemas de comunicación que encripten los mensajes y que no se pueda negar el acceso a las autoridades siempre que haya una orden firmada por Interior. Para Cameron es imprescindible tener acceso a las comunicaciones, a los datos de quién, cómo, cuándo, dónde y a quién, y, sobre todo, al contenido.

«Estos datos vitales son cruciales no solo para combatir el terrorismo, sino también para encontrar a desaparecidos e investigar asesinatos», afirmó el premier. La última iniciativa del Partido Conservador en esta materia, la Ley de Datos de las Comunicaciones, fue tumbada ante la falta de apoyo del socio de Gobierno de Cameron, el Partido Liberal Demócrata.

Primeras condenas en Francia

En Francia, el primer ministro galo, Manuel Valls, también dejó claro durante su discurso en la Asamblea Nacional de este martes que el nuevo paquete de medidas contra el terrorismo hará especial hincapié en internet y las redes sociales. A juicio de Valls, la red está siendo «utilizada más que nunca para el alistamiento, la puesta en contacto y la adquisición de técnicas que permiten pasar a la acción».

Los titulares de Interior, Justicia y Defensa franceses disponen ahora de ocho días para elaborar las primeras propuestas. «Francia está en guerra contra el terrorismo, el yihadismo y el islamismo radical, pero no contra una religión. No está en guerra contra el islam ni los musulmanes. Protegerá, como siempre lo ha hecho, a todos sus conciudadanos: a los que creen y a los que no», indicó Valls.

«Si debemos restringir la libertad individual de algunos, tendremos que hacerlo», defiende el presidente del grupo parlamentario de la UMP

Lo cierto es que las autoridades francesas ya han impuesto las primeras condenas por apología del terrorismo en Internet tras los ataques de la semana pasada. Un joven de 27 años fue condenado a un año de cárcel por publicar en Facebook fotos y frases de apoyo a los yihadistas de París.

«Si debemos restringir la libertad individual de algunos, tendremos que hacerlo», había apuntado en el Congreso Christian Jacob, presidente del grupo parlamentario de la conservadora Unión por un Movimiento Popular, el principal partido de la oposición. «Una situación excepcional debe ser seguida de medidas excepcionales, pero digo con la misma fuerza que nunca de medidas de excepción que contravengan el principio del derecho y de los valores», añadió Valls.

La ciberseguridad de Obama

Con sus nuevas medidas, Francia y Reino Unido se han colocado en la misma estela que Estados Unidos, donde este martes Barack Obama promovió una serie de reformas sobre seguridad en Internet tras los recientes ataques contra Sony y el Pentágono, este último obra, supuestamente, del Estado Islámico. El presidente estadounidense evidenció que la ciberseguridad será una de sus prioridades legislativas en la relación con el nuevo Congreso de mayoría republicana en ambas cámaras que se instaló la semana pasada en el Capitolio.

Organizaciones de defensa de la privacidad denuncian que la reforma del presidente
de EEUU supondrá una transferencia masiva de
datos personales

El mandatario propuso aprobar una ley que«aliente» al sector privado a «compartir información» sobre amenazas cibernéticas con el Gobierno, en particular con el Centro Nacional de Ciberseguridad e Integración de Comunicaciones (NCCIC), que a su vez compartiría esos datos con otras agencias federales. Lo que las empresas entregarían a la Administración serían «direcciones IP, información sobre ‘routers’ y datos sobre fechas y horas», pero no el «contenido» de los mensajes, según un alto funcionario estadounidense.

La propuesta de Obama es una versión renovada de una propuesta de ley de 2011 que no prosperó. Esta vez, la Casa Blanca confía en encontrar espacio para el consenso en un Congreso liderado por los republicanos, que han expresado también su alarma por los recientes ciberataques. La iniciativa, no obstante, ha recibido una fría acogida en organizaciones de defensa de la privacidad como Electronic Frontier Foundation, que consideró «innecesaria» la reforma, pidió fortalecer los mecanismos ya existentes de intercambio de información entre Gobierno y sector privado y advirtió que las medidas anunciadas supondrán una transferencia masiva de datos personales.

Controles de DNI y registro de pasajeros de aerolíneas

Además de los controles en Internet, Valls también apuntó la intención del Gobierno francés de ampliar al conjunto del territorio un programa piloto en dos prisiones de la región parisina, por el que detenidos radicalizados son agrupados y aislados del resto de presos en un mismo ala de la prisión. También se contempla crear un fichero de condenados por terrorismo o integrantes de grupos de combate que les obligue a declarar su domicilio y someterse a controles regulares.

Asimismo, el controvertido registro de datos de pasajeros de aerolíneas, «PNR», herramienta bloqueada en el trámite parlamentario europeo, estará operativo en Francia a partir de septiembre, añadió Valls. El primer ministro galo hizo en este sentido un llamamiento «solemne» a la Eurocámara para que también lo apruebe.

Francia tendrá operativo en septiembre un registro de datos de pasajeros de aerolíneas que fue bloqueado en el Parlamento Europeo

Por su parte, el Gobierno alemán tiene previsto aprobar una reforma legal que permitirá retirar el carné de identidad a nacionales islamistas radicalizados que se estime que tratan de viajar al extranjero para combatir junto a grupos yihadistas.La iniciativa contempla la cancelación de los DNI para controlar e impedir el posible regreso de los integristas.

El Consejo de Ministros también sacará adelante otros dos proyectos a partir de los cuales la financiación del terrorismopasará a convertirse en delito penal específico, una categoría nueva que incluye la recogida de donaciones para sufragar los viajes de yihadistas.

De igual forma, podrán ser procesados por la Justicia no sólo quienes regresen a Alemania tras combatir con integristas, sino también aquellos que quieran abandonar el país para participar en actos terroristas en el extranjero. Este último punto incluye la asistencia a campos de entrenamiento de terroristas.

El pasado septiembre, el departamento de Interior del paísprohibió con efectos inmediatos las actividades del Estado Islámico, lo que convirtió en delito la exhibición de sus símbolos y distintivos, la recogida de fondos para la organización yihadista o el proselitismo en internet.

http://www.publico.es/internacional/occidente-internet-punto-mira-lucha.html


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *