13 Jun 2020

Claves para “desenredar” a nuestros hijos en la web

Saber qué hacen nuestros hijos en la Red y mantener una buena prevención digital en el hogar contra abusos o delitos, siempre es recomendable, y ahora, con el auge de la vida a través de la pantalla, se ha vuelto una tarea ineludible

Inicios de sesión inesperados que nos alertan de intentos de robo en la cuenta de la red social de los niños. Mayores de edad y desconocidos que envían solicitudes de amistad a los más jóvenes de la familia. Cargos en las tarjetas de crédito por compras de bienes o servicios que no hemos consumido provenientes de un juego “online”…

Estas son algunas de las situaciones de riesgo familiar a la que los padres deben enfrentarse a causa de la creciente conectividad de los dispositivos móviles, y del uso de las redes sociales que hacen los niños, desde edades cada vez más tempranas, según la inspectora de policía de España, Silvia Barrera, máster en Seguridad Informática y experta en investigación de cibercrimen.

“Si dejamos solo a un niño sin darle pautas o bajo cierta supervisión, va a estar muy expuesto a conductas de riesgo. Medidas necesarias para su protección, no como forma de control”, apunta.

Señala que el mundo virtual, la Red forma parte indisoluble de nuestra vida y es, tanto o más real, que el mundo físico, porque aúna gran cantidad de información útil y provechosa que nos hace evolucionar académica y personalmente.

“No podemos privar a nuestros hijos del avance que supone Internet por temor a lo desconocido, pero sí conocer qué hay detrás de la maravillosa Red”, destaca.

Claves para “desenredar” a nuestros hijos en la web
“No podemos privar a nuestros hijos del avance que supone Internet por temor a lo desconocido, pero sí conocer qué hay detrás de la maravillosa Red”
Silvia Barrera, inspectora de policía y experta en investigación de cibercrimen

Para Barrera, “es un error creer que los pequeños son conscientes de los riesgos porque se manejan perfectamente en ese medio. Si los padres no se preocupan por la educación digital de sus hijos, no lo va a hacer nadie en su lugar”.

En internet, nuestros hijos pueden “enredarse” de dos maneras: en la propia Red, utilizando un aparato con pantalla que los tiene a todas horas hiperconectados al borde de la adicción, y cayendo en manos virtuales de individuos sin escrúpulos o delincuentes, que pueden causarles perjuicios durante sus actividades en línea.

Respecto de las adicciones, Barrera señala que ahora los niños “prefieren la conexión a YouTube e Instagram para estar al día de sus “youtubers” e “instagramers” preferidos, y los consejos de sus “influencers” favoritos los ven más interesantes que cualquier serie de dibujos o contenidos para menores”.

Además de limitar el acceso de los hijos a determinados contenidos, esta experta recomienda controlar el tiempo de exposición de los niños a la Red, entregándoles el móvil por ejemplo, a partir de las ocho de la tarde, y permitiéndoles conectarse, pero solo durante ciertas franjas horarias.

Por otra parte, es probable que la exposición de los niños a la Red vaya en aumento a consecuencia de la pandemia, que está promoviendo un explosivo auge de la vida digital.

Por eso, ahora es más importante que nunca que los padres sepan ayudar a sus hijos a navegar en la Red con seguridad, adoptando medidas de prevención digital como las que recomienda Barrera en su libro ‘Nuestros hijos en la redes’.YouTube, un arma de doble filo para los niños

Ahora es más importante que nunca que los padres sepan ayudar a sus hijos a navegar en la Red con seguridad.
Ahora es más importante que nunca que los padres sepan ayudar a sus hijos a navegar en la Red con seguridad. ( )

1. Descubre el cibermundo infantil. Sentarse con los ‘peques’, para que nos enseñen cómo navegan, qué juegos les gustan, cuáles son sus “instagramers” y “youtubers” favoritos y aprender juntos la cultura digital, puede ser muy entretenido e interesante y una manera muy positiva de supervisarlos, según Barrera.

2. Crea un clima de confianza. Hay que recordarles que pueden compartir cualquiera de sus momentos en redes con sus padres y tienen que avisarles si se encuentran con algo extraño o que les incomode. También si les contacta un desconocido mientras buscan canciones o juegan, ya que es algo que les puede ocurrir, señala.

3. No compartir fotos de menores. Además de recomendar que no lo hagan los niños, Barrera invita a los padres a preguntarse ¿qué se obtiene exponiendo a los hijos desde corta edad en las redes y los grupos de WhatsApp?

Esto equivale a “repartir fotos de tus pequeños a la entrada de un centro comercial sin que nadie te las pida y, cuando cumplan 18 años, quizá no les haga mucha gracia que su intimidad y su imagen estén por toda la Red”, señala.

4. Evita que usen los dispositivos de los adultos. Estos aparatos no están configurados con herramientas de control y podría tener acceso a contenido de cualquier tipo, incluyendo aplicaciones de adultos, tiendas de pago, correos electrónicos, archivos personales y grupos de WhatsApp, apunta.

5. Comprueba los ordenadores personales de la casa. “El navegador del ordenador es nuestro mejor aliado. Ahí podremos comprobar el historial de búsqueda y navegación, y ver qué webs han consultado nuestros hijos y si han accedido a contenidos que no están permitidos”, sugiere esta inspectora.

6. Chequea los móviles de los peques. “Si pasan más tiempo conectados es posible que hayan instalado herramientas, juegos o ‘apps que desconocemos’, señala Barrera, quien advierte: ¡y cuidado con las carpetas ocultas!

7. Comprueba las herramientas de control parental. Quizás fue instalada, pero después pudo haber sido desinstalada.

8. Pregunta sobre sus contactos. “Estas preguntas sirven a los padres para saber si sus hijos han recibido nuevas solicitudes de amistad o entablado contacto con algún amigo nuevo en juegos, mensajería instantánea o redes sociales”, señala Barrera.

9. Verifica sus perfiles en redes sociales. Es importante que los padres conozcan los perfiles de sus hijos y es posible que puedan descubrir “perfiles nuevos” en otras redes que no nos resulten conocidas.

10. Repasa el historial de vídeos buscados y visionados. A veces, las aplicaciones como YouTube nos “sugieren” contenidos que pueden no ser los pactados con los niños, concluye Barrera.

fuente : https://www.diariolibre.com/estilos/buena-vida/claves-para-desenredar-a-nuestros-hijos-en-la-web-NP19435448

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *