12 Feb 2021

«El impacto del cibercrimen aumentó en 2020 con motivo de la pandemia»

El Covid-19 ha dado lugar a una nueva realidad que afecta a todos los sectores, que han tenido que cambiar de escenario, adaptarse a nuevas vías de comunicación y hacer frente a una serie de obstáculos y amenazas que hasta ahora no existían o no suponían un grave problema.

Es el caso del sector jurídico, que afronta nuevos desafíos en el ámbito del cibercrimen, aspecto sobre el que ha escrito Silvia Verdugo -profesora de Derecho Penal del Grado en Derecho del Centro de Estudios Universitarios Cardenal Spínola CEU y coordinadora del Máster en Derecho Deportivo del Instituto de Posgrado CEU Andalucía– en el libro ‘Retos jurídicos ante la crisis del Covid-19’.

Sobre cómo ha contribuido la pandemia y la situación que hemos vivido en el último año para que se haya producido una expansión de este tipo de ataques virtuales, la docente señala que «el cuasi obligatorio uso de las nuevas tecnologías a partir del mes de marzo ha sido determinante. Una de las medidas imprescindibles para evitar la expansión del virus era el aislamiento social. Las consecuencias a estas rápidas alteraciones y adaptaciones a nivel laboral, educativo, etc., hizo que todos aprendiésemos a comunicarnos mediante Internet, hacer deporte, impartir clases, trabajar y realizar un sinfín de actividades que, hasta entonces, pocos imaginaban que se podían realizar desde casa».

En referencia a las transacciones económicas que se han multiplicado a raíz de este cambio de vida, indica que «quienes han tenido que adaptarse a las nuevas tecnologías y pagos por Internet, son potenciales víctimas de verdaderos expertos o hackers en la comisión de delitos informáticos. Por ello, el impacto del cibercrimen en 2020 ha aumentado, incrementándose las ciberestafas, los daños informáticos, la interferencia ilegal de datos, el descubrimiento de secretos o secuestros de información empresarial, ciberacosos, grooming, extorsiones y variados delitos contra las personas, especialmente, por la publicación de imágenes y vídeos. Además de todo ello, señalaría como otro grave problema la piratería para obtener programas informáticos vulnerando la propiedad intelectual e industrial».  Amenazas que, al contrario de lo que algunos piensan, pueden afectar a todos, no solo a personas famosas o grandes directivos. En este sentido, recalca que «a la hora de realizar un pago es donde los delincuentes están al acecho de una víctima ingenua o con pocos conocimientos de informática que, al mínimo error, abrirá su puerta a información personal y bancaria, que puede suponer el vaciado de una cuenta bancaria o transferencia de fondos e incluso la suplantación de identidad».

Profundizando en esta cuestión, Silvia Verdugo alerta de que «el ciberespacio abre un mundo a la Deep Web o Internet Profunda, donde es posible encontrar sicarios, números de tarjetas bancarias, compra y venta de armas, personas, drogas y una infinidad de transacciones bancarias que, en los últimos tiempos, se manejan libremente en el ciberespacio sin una regulación legal efectiva acorde a los tiempos que corren: es una tarea urgente que está pendiente».

«Estamos en el siglo XXI -subraya- absolutamente distinto a como lo imaginaban los expertos. Nos dirigimos hacia nuevos desafíos y al necesario uso del Internet para realizar casi cualquier actividad diaria. Y también un papel importante lo tendrá -si aún no lo tiene ya en muchos lugares- la Inteligencia Artificial».

Formación especializada para futuros juristas

Los profesores del Grado en Derecho del Centro de Estudios Universitarios Cardenal Spínola CEU trabajan de forma coordinada para que los alumnos conozcan y se formen en esta realidad, ya que son los futuros juristas del siglo XXI. «Buscamos un equilibrio entre lo que es el estudio del Derecho ‘clásico’ en libros y códigos ‘de papel’, frente a los cada vez más comunes libros y códigos en Internet». Asimismo, el grado cuenta con un alto contenido práctico. «Especialmente a causa de la pandemia, se ha profundizado por parte de todo nuestro equipo docente en problemáticas como el teletrabajo, formas de contratación online, el intercambio comercial internacional, las normas y tratados internacionales -a veces en idiomas y lenguaje jurídico distinto-, las garantías constitucionales en torno al uso de las tecnologías…». De esta manera, destaca «desde CEU Andalucía buscamos transmitir a los jóvenes de la mejor forma posible la manera de adaptar las normativas existentes a los nuevos escenarios».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *