24 May 2021

Deepfake: la inteligencia artificial que puede imitar tu rostro y voz

Los avances en tecnología y redes sociales se amplían cada día más, lo que conlleva nuevas formas de entretenimiento que vienen de la mano del manejo de información personal. Esto a su vez puede desencadenar en riesgos a la ciberseguridad del usuario.

DeepFake usa inteligencia artificial para generar vídeos que fusionan la cara de una persona con el cuerpo de otra. Si bien hay quienes lo utilizan a modo de diversión, este tipo de técnicas de suplantación muchas veces es utilizada por delincuentes que se aprovechan de los usuarios para así robar su información personal, la cual puede ser utilizada en su contra imitando rostros o audios de su voz para entablar palabras, escenas, situaciones y discursos falsos.

Un problema que crece

Según un estudio del año 2020 efectuado por Deeptrace, actual Sensity, empresa especialista en ciberseguridad, los vídeos DeepFake no consensuales y dañinos creados por desarrolladores expertos se duplican aproximadamente cada 6 meses. El número de vídeos DeepFake detectados hasta diciembre de 2020 asciende a 85.047.

Esta inteligencia se ha utilizado para estafar y difamar figuras públicas fomentando conflictos políticos. Recientemente salió a la luz el caso de varios funcionarios europeos que fueron engañados, creyendo estar en una videollamada con Leonid Volkov un opositor al gobierno ruso. Pero este no era más que un DeepFake bastante elaborado, casos como este pueden llegar a generar conflictos internacionales.

“El DeepFake es una técnica de inteligencia artificial, él va a aprender de los gestos y muecas que hace una persona con tal y tal oración, por eso es que después te puede suplantar para luego colocar esta información en un vídeo que sea falso. Por eso las personas que son muy famosas, son los objetivos principales o víctimas de este tipo de metodología”, asegura Javier Linares, subgerente de Machine Learning de Zenta.

¿Cómo detectarlo y cuidarse?

Según el experto es complejo, pero existen recomendaciones como tratar de publicar la menor cantidad de cosas posibles en internet, (fotos, vídeos, etc.), ya que una vez que se publica algo en la red deja de ser de uso exclusivo del usuario, no va a desaparecer, por ende, puede que alguien lo copie o lo tenga.

“En general, un buen DeepFake es difícil detectarlo, pero lo que se recomienda como primera instancia de análisis es ver el parpadeo de la persona en el vídeo. Si la persona en este pasa mucho tiempo sin parpadear (sobre los 8-10 segundos) es porque probablemente sea un vídeo falso. Además, debes fijarte muy bien que los gestos corporales y faciales estén acorde a lo que la persona está diciendo”, agrega.

Legislación nacional

Nuestra legislación no establece que la suplantación o falsificación de identidad a través de internet o redes sociales sea un delito, solo existe una figura penal genérica en el artículo 214 del Código Penal, apesar de que es un delito que puede generar múltiples daños al afectado o afectada por esta.

El oficial Francisco Ortiz, de la Brigada Investigadora del Cibercrimen Metropolitana, señala que en Chile las penas por este van desde los 61 a 301 días de cárcel.

Por eso un grupo de diputados ingresó recientemente un proyecto de ley que tipifica el delito de usurpación de identidad por vía tecnológica. El proyecto incorpora un nuevo artículo 5 a la Ley N°19.223, donde se estipula: “El que maliciosamente usurpe la identidad de otro, valiéndose de mecanismos o técnicas tecnológicas al efecto, una o más cuentas correspondientes a redes sociales, casillas de correos electrónicos, o cualquiera hipótesis análoga al respecto, ya sea con o sin la intensión de dañar a terceros, será sancionado con la pena de presidio menor en su grado medio y en caso de existir reincidencia, la pena aumentará a presidio menor en su grado máximo”.

fuente: https://www.elmostrador.cl/agenda-pais/2021/05/19/deepfake-la-inteligencia-artificial-que-puede-imitar-tu-rostro-y-voz/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *