10 Dic 2014

Liegh cursaba segundo de secundaria cuando empezaron los mensajes despectivos. Los correos electrónicos y los mensajes de texto que recibía, así como los comentarios colgados en Internet sobre ella fueron empeorando hasta que llegó un punto en que tuvo que cambiar de centro de estudios. [expand title="Seguir leyendo"] Leigh afirma que superó esta experiencia adquiriendo una mayor conci...